Cada vela está hecha a mano, por lo que el aroma y el color final pueden ser ligeramente diferentes. Debido a la temperatura del clima, su vela puede venir con unas pequeñas marcas blancas conocidas como "glaseado", un efecto muy natural de la cera de soya natural y que no daña la vela ni su quema.